¿Reino de Dios o reino de los cielos?



¿Por qué Mateo habla de "reino de los cielos" y Lucas y Marcos de "reino de Dios"?

En el evangelio según Mateo se habla de reino de los cielos en lugar de reino de Dios. Ambas cosas significan lo mismo.

La utilización de la terminología "reino de los cielos" en Mateo atiende a la regla judía de que no se debe mencionar el nombre de Dios ni su concepto por respeto a la grandeza del término. Y sólo se puede hablar de ello mediante circunloquios o rodeos. Cielo por tanto sustituye a Dios.

En cualquier caso, "reino" no se refiere a algo del más allá sino de Dios que es quien actúa.
El término "reino" podría traducirse por "señorío o mando".

La expresión reino de Dios se refiere al dominio de Dios, al poder viviente de Dios sobre el mundo.   Jesús cuando habla del reino, no habla primariamente de algo que esté en el cielo sino de algo que Dios está haciendo y va a hacer aquí en la tierra.

Jesús predicó el mensaje del reino de Dios sirviéndose de múltiples parábolas y presentando ese reino como una realidad presente a la vez que futura.