El ambiente político en tiempos de Jesús



Palestina dejó de ser un país independiente al ser ocupada por Pompeyo en el 63 a. C. y quedó anexionada a la provincia romana de Siria.

Roma retuvo para sí el poder político y sólo permitía al descendiente de la familia asmonea* que gestionara las cuestiones y prácticas religiosas.

Los años siguientes serían de constante tensión con los gobernantes de la provincia romana Siria. En el 54 a.C. despojan al templo de Jerusalén de sus tesoros y objetos de arte. En el 47 Julio Cesar los consideró aliados y les otorgó jurisdicción sobre sus propios asuntos. Asesinado éste, Herodes el Grande logra la amistad de Marco Antonio. En el  año 40 el senado lo nombra monarca y de inmediato conquista Palestina. En el año 30 tiene todos los territorios de Palestina. Su reinado es conocido por sus grandes construcciones y por sus tortuosas mañas para mantenerse en el poder. Fue un tirano cruel. Hubo de sofocar sucesivas revueltas.



Murió en Jericó el año 4 a.C. Y su reino fue distribuido entre sus hijos.

La actuación despótica de uno de ellos, Arquelao, hizo que Roma lo destituyera en el año 6 y que Jerusalén y la zona centro estuvieran bajo su tutela anexionados a Siria con un régimen especial, dirigido por un Procurador al que correspondía la justicia suprema. A la comunidad religiosa de Jerusalén se le reconocía el derecho a juzgar sus propios asuntos. Las penas capitales y el cobro de impuestos estaban reservadas al Procurador. Fue en acierto político no obligar a los judíos a tomar parte en los cultos paganos. No obstante los procuradores no fueron muy prudentes y su comportamiento estuvo a punto de ocasionar levantamientos en más de una ocasión. Poncio Pilato por ejemplo (26-36) demostró poco escrúpulo al emplear los tesoros del templo para un acueducto. Además fue cruel con los judíos y samaritanos.




Mientras Jerusalén y la zona centro estuvieron bajo la tutela de Roma, Herodes Antipas reinó en Galilea y Perea en nombre de la soberanía romana (4 a.C al 39 d.C.). Éste repudió a su esposa y se casó con Herodías, esposa de su hermanastro Filipo Boeto, cuya hija Salomé, según la tradición fue la causante de la muerte de Juan el Bautista (Mc 6, 17-29). Fue desterrado por Calígula en el año 39 a las Galias por su pretensión de ser considerado rey. A su muerte sin hijos, su territorio fue anexionado a la provincia romana de Siria.




Herodes Agripa I (40-44), nieto de Herodes el Grande, heredó todos los dominios de su abuelo. Dictó la muerte de Santiago "el Mayor" y dio prisión a Pedro (Hc 12, 21-23).

Agripa II supo mantenerse en el poder gracias a su amistad con Roma incluso después de la destrucción de Jerusalén. Escuchó a Pablo en Cesarea Marítima el año 60 (Hc 25-26).

         
*Macabeos: Los
  Macabeos levantaron al pueblo y consiguieron la   independencia del imperio seleúcida que intentó la helenización del pueblo judío, prohibiéndoles ciertos ritos religiosos y obligando a otros. Ellos   iniciaron la revuelta al negarse a adorar a los dioses griegos.